Abdominales: : La plancha

La plancha. Ejerce menor presión en la columna vertebral y tiene un mayor efecto en los músculos implicados, es decir se desarrollan más fuertes en comparación a cuando se hacen abdominales tradicionales.Existen muchas variantes de planchas, según la intensidad que quieras: a dos piernas, con una, apoyando codos o manos, balanceándote sobre las puntas de los pies, sobre un fitball, plancha lateral… Elijas la que elijas, hay una condición indispensable: “Es obligatorio que el abdomen esté duro y la espalda, siempre alineada con los hombros”
“Elevar demasiado los gluteos, creando una especie de triángulo con tu cuerpo, o arquear la espalda hacia abajo, como si la hundieras hacia el suelo, aparte de que no sirve para nada, ya que no se está trabajando correctamente, fuerza mucho más la espalda y, como consecuencia, podría provocar dolores y lesiones en cervicales y en la zona lumbar”.
La postura correcta es boca abajo, apoyando los codos y la punta de los pies en el suelo y, recuerda: la espalda recta. “Cuidado con el cuello, no lo hundas en los hombros, mantén una postura neutral, mirando al suelo” Así que imagina que tienes un palo de escoba pegado a tu cuerpo. Si mantienes esta postura obtendrás muchos beneficios porque es un ejercicio muy completo. No solo se trabaja toda la zona abdominal, abarca más partes del cuerpo como glúteos, cadera, musculatura del suelo pélvico, hombros, deltoides, pecho y tríceps.
Para trabajar los oblicuos, una de las variantes es la plancha lateral. Hay que aplicar los mismos consejos que en la plancha normal, pero en esta ocasión hay que colocarse de lado, apoyando solo un codo y un pie (el más cercano al suelo). “Estos dos puntos son los que soportaran todo el peso de tu cuerpo” También hay que tener el cuerpo totalmente recto: piernas, columna y cabeza deben dibujar una línea recta imaginaria, sin curvaturas. ¿Cuánto tiempo? “El que aguantes”

Fuente: as.com

Noticia Generada por EventosFit365.com.ve

Instagram
@caribbeanspave