Cómo poner fin a los calambres musculares

Los calambres son espasmos involuntarios en músculos, estos pueden llegar a ser ligeros, dolorosos y dependientemente, graves incluso. Son muy comunes en los deportistas durante o posteriores a actividades de estrés muscular.

Causas de los calambres musculares
Los calambres del músculo esquelético pueden aparecer durante un entrenamiento, inmediatamente después o de noche, en medio del descanso.
En las investigaciones más básicas los calambres musculares estaban causados por trastornos en el equilibrio de líquidos y electrólitos, ligados con tasas elevadas de sudoración. Este puede ser el caso de algunos calambres generados por el ejercicio, estudios más recientes proponen que son el resultado de la actividad de las motoneuronas alfa, causada por un control aberrante a nivel medular.
¿Cómo se producen los calambres?
Las causas más frecuentes por las que ocurren los calambres durante la práctica deportiva corresponden a lo siguiente:
Al realizar una actividad intensa, nuestro organismo comienza a transpirar para regular su temperatura. El sudor excreta agua y electrolitos, tal como sodio, potasio, magnesio, calcio y cloruro.
Prorrogarlo, hará que se reduzcan más líquidos y minerales.Los electrolitos son esenciales para la transmisión del impulso eléctrico, de modo que el músculo recibe la orden de contraerse a nuestra voluntad, salvo en los casos en que perdemos una gran cantidad de agua y sales, en los cuales esos impulsos se alteran.
¿Cómo evitar los calambres?
Desde hace muchos años se mantiene una propuesta que siguen todas las personas que instruyen en deportes y cualquier tipo de actividad física, de tomar un tiempo de 30 a 60 minutos de calistenia, en los cuáles solo se utiliza el peso corporal y se trabaja por sobre todo los distintos músculos del cuerpo.
Estos ejercicios ayudarán a tu cuerpo a mantener una menor tensión a la hora de forzarlo a la actividad. También es importante tener conciencia de nuestros límites. Está muy bien creer que nuestros límites están en nuestra imaginación, pero plantearte sobrepasar un límite, debes prepararte para ello y saber identificar cuando estás listo para hacerlo, debemos ser inteligentes para saber cuándo compararnos y cuándo no, con quién entrenamos.
Consejos para evitar sufrir calambres musculares
Realizar distintos estiramientos por un pequeño período.
No fuerces tu cuerpo hasta el dolor en un principio.
Mantén el ejercicio a lo que piensas que puedes ofrecer.
No te restrinjas de un todo, avanza progresivamente hasta llegar a lo que consideras ideal.
No te excedas, programa un tiempo para pasar en tus actividades, cualquier demasía podría aumentar la posibilidad de calambres y espasmos.
Acude a un médico si notas que estos ocurren muy seguido.

Fuente: consejosfitness.com

Noticia Generada por EventosFit365.com.ve

Instagram
@caribbeanspave