Diez razones para no ir al gimnasio

Estás tan cansado. Llegas a casa y solo tienes ganas de tirarte en el sillón y ver la televisión. No tienes energía. Te cuesta subir escaleras. Te da pereza el sexo. Solo tienes comida basura. No quieres oír hablar de hacer deporte, porque te hace sentir a la vez furioso y culpable.Bien, el deporte es precisamente lo que necesitas para encontrarte mejor. Pero si todavía buscas excusas, aquí tienes diez más.

1. No tengo tiempo
No estoy de acuerdo. Siempre hay una forma de encontrar tiempo. Levantarte un poco antes, ver menos televisión. No tener tiempo para el deporte es una elección que haces porque estás empleando ese tiempo en otra cosa.

2. Tengo una lesión de espalda / hombro / rodilla
Yo tengo una lesión de espalda. Ir al gimnasio es lo que me ha salvado hasta el momento de la mesa de operaciones. El entrenamiento mejorará tu lesión, tu movilidad, tu fuerza y tu calidad de vida.

3. Es muy duro, soy muy débil
Nadie te pida que levantes cien kilos el primer día. Si quieres cambiar tu cuerpo y tener más energía cada día tendrás que esforzarte, pero dentro de tus posibilidades.

4. La vida es para disfrutar, no para sufrir
Claro que puedes disfrutar. Y si puedes disfrutar durante más tiempo, mejor. Si te conviertes en un anciano prematuro con obesidad, artritis, poca capacidad pulmonar y movilidad limitada, te será mucho más difícil disfrutar de la vida. El gimnasio le dará más años a tu vida y más vida a tus años.

5. No tengo dinero
¿Seguro? Como el tiempo, suele ser cuestión de prioridades. En la mayoría de las ciudades puedes ir a un gimnasio durante un mes por el precio de dos copas en un bar, o mucho peor, por el precio de un cartón de cigarrillos.

6. Me aburro entrenando en solitario
Haz lo mismo haces cuando vas al cine, a almorzar o a dar un paseo: ¡busca compañía! En los gimnasios es fácil encontrar personas que se encuentran en tu mismo nivel de forma y los resultados mejoran cuando tienes un acompañante para animaros mutuamente.

7. No quiero músculo, solo tonificar
La tonificación es mentira, solo existe en la mente de los anunciantes de cremas adelgazantes. Un cuerpo tonificado quiere decir en realidad que tiene más músculo y menos grasa, y eso es lo que vas a conseguir en el gimnasio.

8. Las mujeres no deben hacer pesas
Qué gran error. Las mujeres necesitan hacer pesas. Pasarte una hora leyendo una revista en la máquina elíptica con la mínima resistencia no cambiará tu cuerpo. Media hora de ejercicios de pesas tres veces por semana y una dieta adecuada, sí. ¿Tienes miedo de ponerte enorme y demasiado musculosa? A no ser que comas kilos de pechugas de pollo durante cinco años, no va a pasar. Solo te podrás estupenda.

9. Pero…
Si después de leer todo esto tienes un pero, necesitas ser más sincero contigo mismo. Solo tenemos un cuerpo para viajar por la vida, y tenerlo en buen estado de revisión nos salva de muchos sufrimientos. No esperes a que se estropee para ponerte en marcha.

Noticia Generada por EventosFit365.com.ve

Instagram
@caribbeanspave