Huevos orgánicos

Los huevos orgánicos proceden de animales a los que se les aseguró una ambientación adecuada, una alimentación natural y control de sanidad.

Los huevos “tradicionales” que se producen en masa, provienen de gallinas que tienen una calidad de vida insalubre. Estos animales viven una corta existencia en jaulas muy reducidas, tiene iluminación constante para que pongan mayor cantidad de huevos y no duerman, son alimentadas con productos alterados químicamente y tratadas con sulfonamidas, antibióticos y tranquilizantes.

Esto por supuesto se traduce en un espantoso nivel de vida del animal, sufrimiento constante, enfermedades y huesos rotos. Por ende los huevos de estas gallinas son de pésima calidad.

En cambio los huevos orgánicos o ecológicos provienen de animales que se desarrollan en un ambiente apto, natural y sin la administración de sustancias químicas o medicamentos. Su alimentación no conlleva el agregado de colorantes ni hormonas y el ciclo de postura es respetado.

Para que los huevos sean etiquetados como orgánicos, deben cumplir con los requisitos establecidos y aplicados por el U.S. Department of Agriculture. La alimentación de las gallinas no puede provenir de cultivos modificados genéticamente, tratados con pesticidas o herbicidas, ni fertilizados con productos químicos o sintéticos. Los animales tampoco pueden ser tratados con hormonas, antibióticos u otros fármacos. La U.S. Environmental Protection Agency señala que algunos de los plaguicidas utilizados en la producción de alimentos pueden causar cáncer, irritaciones de la piel, alteración del sistema nervioso o desequilibrio hormonal en los seres humanos. Los huevos orgánicos están libres de cualquiera de estos residuos químicos potencialmente dañinos.

Fuente: informe21.com

Noticia Generada por EventosFit365.com.ve

Instagram
@caribbeanspave