Los adolescentes y el gimnasio: cuándo es el momento de empezar

Muchas son las fantasías por las cuales no se recomienda que un adolecente entrene en un gimnasio o, específicamente, no realice entrenamientos con sobrecarga. Entre otras, podemos escuchar algunas como "le frena el crecimiento", "les deforma el cuerpo", "los huesos no crecerán lo suficiente fuertes", etc, etc.
Lejos de esta realidad, muchas mamás tienen dudas a la hora de dar permiso a sus hijos, ya que no existe una unidad de criterios por parte de los médicos y los profesionales del deporte a la hora de recomendar esta actividad.

Es importante tener en cuenta que la práctica de las actividades físicas debe ser en función de cada edad. La adolescencia se caracteriza por ser una etapa en la que el organismo no está totalmente desarrollado, por lo que es importante que lo cuidemos al máximo, tanto en la alimentación como en el tipo de actividad física a practicar.
Para los adolescentes son más recomendables aquellas actividades en las que el movimiento es alto y no se somete a los músculos a un trabajo excesivo, ya que es imprescindible que las fibras se mantengan elásticas y no se endurezcan a causa del ejercicio.

Los ejercicios de musculación pueden realizarse, siempre y cuando estén supervisados por un monitor o una persona cualificada que indique lo que se debe hacer en cada momento.
Además de esto, no debemos olvidar que la intensidad debe ser menor que la de los adultos; lo que se debe conseguir es una ligera tonificación de los músculos. A partir de los 16 años se puede comenzar a levantar pesas, pero con una carga que no supere el 50 % del peso corporal.

Fuente: abc.com.py

Noticia Generada por EventosFit365.com.ve

Instagram
@caribbeanspave