Spinning: todo lo que debes saber

Quemar 600 calorías en 40 minutos es posible. ¿Cómo? La respuesta es spinning. Descubre esta guía para que no pierdas pie en esta disciplina. Lo que te aporta el spinning
Si eres constante, además de tonificar y mejorar la flexibilidad de los miembros inferiores de tu cuerpo, tu mente te lo agradecerá: mejora la calidad del sueño y es uno de los ejercicios más útiles para superar el estrés o la ansiedad.
También se beneficiará tu corazón, aunque para ello ten en cuenta que las clases deben ser de intensidades diferentes, y que debes llevar a cabo un chequeo antes de comenzar esta disciplina deportiva para evitar problemas. Además de estos beneficios, la práctica habitual del spinning mejora la ventilación pulmonar.
La posición
Es básica para evitar lesiones. Debes pedirle a tu monitor o monitora que en la primera clase te ayude a regular la bicicleta y te indique la postura adecuada.
En general, debes evitar tener el cuello y la nuca tensos. Afloja los hombros y libera la tensión. La columna debería tener una inclinación de 45º sobre el manillar. Y los codos han de estar siempre semiflexionados. Al elevar las caderas con el pedaleo, debes mantener esta postura.
Cómo hacerlo correctamente
Para practicar spinning no es necesario tener una preparación física previa, porque puedes controlar la resistencia, y si te cansas, bajas la resistencia y ya está. Lo ideal es practicarlo tres o cuatro veces por semana y combinarlo con ejercicios con los que trabajes la parte superior de tu cuerpo, estiramientos y tonificación.
Debes beber agua antes y durante de la sesión; esto hará que tu cuerpo resista mejor el esfuerzo y que el nivel de electrolitos esté bajo control. Las bebidas isotónicas hay que dejarlas para después del ejercicio, ni antes ni después, a menos que decidas hacer más de 40 minutos de ejercicio, porque entonces sí que procede tomarlas.

Fuente: menshealth.es

Noticia Generada por EventosFit365.com.ve

Instagram
@caribbeanspave