Un programa de entrenamientos efectivo

A la hora de lograr cualquiera de nuestros objetivos es indispensable apoyarnos en un buen sistema de entrenamiento en el que podamos progresar cada sesión o cada semana ya sea en cargas, repeticiones, descansos más cortos, velocidad de ejecución, series, etc.

Dependiendo de nuestro objetivo debemos escoger un entrenamiento u otro (incluso varios), normalmente siempre será necesario un entrenamiento de musculación o fuerza tanto para perder grasa como para ganar músculo, así como para mejorar en muchas modalidades deportivas.
Un entrenamiento con pesas normalmente consta de:
Calentamiento con ejercicio aeróbico: correr, elíptica, bicicleta estática, progresiones, etc.
Secuencia de estiramientos dinámicos indicada para el entrenamiento en cuestión. Entrenamiento de pesas (con las series de calentamiento o aproximaciones y las series efectivas).
Acondicionamiento metabólico y ejercicios aeróbicos: correr, elíptica, bicicleta estática, etc. (opcional).
Estiramiento estáticos y vuelta a la calma.
Después, dependiendo de nuestras necesidades, también deberemos hacer sesiones a parte de: Ejercicio cardiovascular o entrenamiento metabólico (carrera continua, HIIT, circuitos). Sesiones de entrenamiento del deporte específico (fútbol, rugby, atletismo, etc.) Sesiones de entrenamiento en el gimnasio orientadas a mejorar en un determinado deporte. Sesiones de entrenamiento de pruebas específicas en las cuales necesitamos mejorar nuestras marcas (oposiciones de policía, bombero, etc.). Sesiones de estiramientos para mejorar nuestra flexibilidad y movilidad articular (yoga, stretching, pilates, secuencias de estiramientos, etc.). ¿De cuántas horas semanales disponemos para entrenar? De esto dependerá la frecuencia de nuestra rutina que debería de ser de 3 días como mínimo y 6 días como máximo (un día de descanso al menos).
¿Antes de entrenar qué debo tener en cuenta? Previamente a comenzar un programa de entrenamientos es necesario hacerse una revisión médica deportiva que consta de: Analítica completa Estudios cardiovascular y respiratorio Prueba de esfuerzo Estudios cineantropométrico, de la flexibilidad general, postural y biomecánico. Tras esto, aunque en el cuarto punto estaría presente, es conveniente evaluar nuestra movilidad articular con el fin de se saber si podemos hacer ejercicios como la sentadilla completa sin riesgo a lesionarnos. Una disfunción en nuestra movilidad-estabilidad se verá reflejada en una técnica limitada y por mucho que seamos conscientes y sepamos como realizar la técnica adecuada de un determinado ejercicio, anatómicamente nos será imposible. Por todo esto, antes de comenzar a añadir cargas y trabajar la fuerza es necesario conocer nuestro nivel de movilidad y si fuera necesario trabajarlo.

Fuente: realfitness.es

Noticia Generada por EventosFit365.com.ve

Instagram
@caribbeanspave